MAGNESIO

LA CLAVE: MAGNESIO

Buf! Estamos en esa fase del ciclo menstrual y no puedes resistirte a los ¡dulces! Irascibles, hinchadas, nada nos sienta bien, todo es inconformidad. ¡SOCORRO!

Borra el síndrome premenstrual

¿Quieres una solución? Cuando nuestro nivel hormonal aumenta en el transcurso del ciclo menstrual, el del magnesio desciende. ¿Magnesio? Si, esta es una de las consecuencias unos días antes de la regla: el famoso deseo de dulces, la irritabilidad, la tristeza, las dificultades para conciliar el sueño y la retención de líquido. 

magnesio

1. ESTABILIZA EL PESO

El magnesio ocupa un lugar estratégico en el tratamiento del exceso de peso porque ayuda a reducir la sensación de hambre (muchas veces exacerbada por la fatiga y el estrés). Además, está implicado en el proceso de transformación de las calorías de los alimentos en energía para las células. En caso de déficit, las calorías tienden a almacenarse en mayor medida en nuestro organismo. De ahí la importancia de este mineral para conservar la línea, pero también para el corazón, contra el síndrome metabólico, la diabetes, etc…

¿Cómo utilizarlo? Justo antes de caer en la tentación de zamparte un bombón con el objeto de cortar esa pulsión por el picoteo.

2. COMBATE LA FATIGA 

Este mineral es imprescindible para fabricar energía en todos los niveles celulares del organismo, pero también para administrar ese stock de vitalidad y no desgastarnos inútilmente. Por eso resulta especialmente necesario si estamos expuestos a una situación de tensión y estrés.

3. LLENA TU DESPENSA DE MAGNESIO

Entre los alimentos más ricos en magnesio se encuentran:

  • Agar-agar.
  • Cacao en polvo.
  • Semillas de calabaza.
  • Cebolleta.
  • Menta deshidratada.
  • Frutos secos: nueces de Brasil, anacardos, almendras, cacahuetes, avellanas. 
  • El marisco: mejillones y Gambas.
  • Legumbres: alubias y lentejas.
  • Los cereales del desayuno enriquecidos con salvado, los copos de avena, el muesli y el trigo inflado.
  • Verduras verdes (espinacas, acelgas…)
  • Plátanos, higos y albaricoques secos.
  • El chocolate negro.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s